act legal covers all major European business centers

Paris | Bruxelles | Amsterdam | Bratislava | Budapest | Frankfurt | Prague | Vienna | Warsaw

Meet us at www.actlegal.com

Semplice e buono

by DA

Pregunté a una amiga italiana como se traduciría la palabra coqueto para adjetivar el titular de este artículo. No fue fácil. Tuve que explicarle que, en este caso, la acepción nada tenía que ver con aquella que “da señales sin comprometerse” en el juego amoroso. Aclarado el divertido enredo, me lo tradujo como grazioso o accativante. Pese a mi inexistente italiano, no me cautivaron ninguna de las dos como tampoco lo de coqueto. Después, en un alarde supremo de originalidad, pensé en utilizar cuco, adjetivo que se emplea a menudo en otras zonas de España. Esta vez fui más rápido y deseché la idea de inmediato puesto que su traducción me hubiese metido en un berenjenal de proporciones filológicas, que son unas señoras proporciones. Víctima del desánimo creativo, cuando salía, se me ocurrió preguntarle a uno de los dueños cómo definiría en dos palabras su restaurante. Semplice e buono, me dijo sin pensarlo, y volví al camino del que nunca debí salir: el de la sencillez en la vida.

El menú de Forte está compuesto por un primer y segundo plato, postre o café. Cinco son los entrantes, entre ellos siempre hay una sopa del día que en mi caso fue una muy original de lentejas; un sabroso provolone con orégano con su tierna focaccia y qué decir de la caponata, ese pisto de berenjenas que cuenta con centenas de admiradores en el restaurante. Doy buena fe de ello.

Respecto a los platos principales apuntar que se realizan con productos de primera calidad, muchos de ellos importados directamente desde el país transalpino. Y se nota. Cuatro son las alternativas. Una es la pizza del día, que es la especialidad de la casa y para muchos la mejor de Madrid. Por dos euros adicionales, el menú da la opción de poder cambiar la asignada por otra que nos guste más, por ejemplo, cambiar la Marguerita por la que tiene mortadella de Bologna. Sin desmerecer a nadie, son otra cosa. La segunda elección puede ser la lasagna; la de verduras tiene una textura fresca y deliciosa. La tercera posibilidad es eminentemente vegetariana, una ensalada; y, por último, pasta, que en mi caso fue una pasta all’arrabiatta sencillamente espectacular. Respecto al postre comentarles que puede ser tiramisú, macedonia, panacotta… o ese strudel con su sabrosa manzana y ricos piñones. Apuntarles que las raciones se sirven con generosidad y que, si se deciden por la pasta, contarán con los suficientes hidratos para darle, sin pestañear, dos vueltas al Retiro.

La carta les recordará que estamos en un pizza bar y encontrarán diversos entrantes con focaccia, ensaladas, lasagnas y sobre todo pizza. Diecinueve tipos de pizza realizadas por verdaderos especialistas. Cuentan con vinos italianos y la cerveza es la deliciosa Brabante. Y es que cuando entras a Forte notas que quién está entre el horno y los fogones sabe lo que se trae entre manos y eso es mucho si hablamos de pasta. El restaurante es moderno, acogedor, tiene dos comedores, todo está ordenado y se respira otra cosa. Quizá sea la simpatía de Andrea y Ranieri, sus propietarios, que ya tienen dos locales en Madrid.

Pues eso, Forte es simple y bueno o es que acaso hay otra mejor definición. Y que viva Italia.

FORTE  

Castelló, 52, semi esq. Ayala

28001 Madrid

Teléfono: 917 274 957

www.fortepizza.es

Menú: Primero, segundo, bebida, postre o café: 12 €

 

 

Pedro Fernández-Arroyo                                                                          

Departamento de Comunicación

comunicacion@dalawyers.es