act legal covers all major European business centers

Paris | Bruxelles | Amsterdam | Bratislava | Budapest | Frankfurt | Prague | Vienna | Warsaw

Meet us at www.actlegal.com

El Tribunal Supremo resuelve el debate: las empresas no tienen la obligación de llevar un registro de la jornada diaria

by DA

La Sala de lo Social del Tribunal Supremo resuelve en Pleno señalando que la obligación de registro de jornada del artículo 35.5 no es aplicable a la jornada diaria, sino únicamente a la realización de horas extraordinarias.

El Tribunal Supremo ha estimado el recurso de casación interpuesto por Bankia frente la famosa sentencia de la Audiencia Nacional de fecha 4 de noviembre de 2014, que condenada a esta empresa a la implantación de un sistema de registro de la jornada diaria efectivamente realizada por sus trabajadores.

La Sentencia, que cuenta con tres votos particulares, firmados por 5 de los 13 magistrados que la suscriben, establece que la obligación de registro de jornada únicamente viene referida al registro diario de las horas extraordinarias realizadas, en caso de haberse efectuado. Entiende que el artículo 35.5 del Estatuto de los Trabajadores no exige la llevanza de un registro de la jornada diaria efectiva de toda la plantilla para poder comprobar el cumplimiento de los horarios pactados, rechazando por tanto que se amplíe este deber más allá de las horas extraordinarias realizadas.

Rechaza por tanto interpretar de forma extensiva el artículo anteriormente mencionado, atendiendo al principio de aplicación restrictiva de las normas sancionadoras y limitadoras de derechos, al entender que la no llevanza de un registro de jornada no se tipifica como infracción de forma clara por la normativa laboral.

Además, entiende que el trabajador no está indefenso en cuanto a la prueba de las horas extraordinarias puesto que, en caso de probar su realización, la falta de llevanza de registro no puede ir en contra del mismo.

Concluye la Sentencia reflexionando sobre la conveniencia de realizar una reforma legislativa que clarifique la obligación de llevar un registro horario. No obstante, entiende que “los Tribunales no pueden suplir al legislador imponiendo a la empresa el establecimiento de un complicado sistema de control horario” máxime teniendo en cuenta que ello obligaría a negociar la implantación de dicho sistema con los sindicatos, ya que el problema no consiste únicamente en registrar la entrada y salida de los trabajadores sino “el desarrollo de la jornada efectiva de trabajo con las múltiples variantes que supone la existencia de distintas jornadas, el trabajo fuera del centro de trabajo y, en su caso, la distribución irregular de la jornada a lo largo del año, cuando se pacte”.

Puede consultar la sentencia pinchando aquí.

Carlos Pareja

carlos.pareja@dutilhabogados.com

Abogado

Departamento Laboral